20 septiembre 2010

Párrafos de "Sungkyunkwan Scandal"

Atención. Si lees a partir de aquí, te expones a spoilers de "Sungkyunkwan Scandal".
(Yoonshik y Yoonhee son la misma persona en estos momentos. Ella se hace pasar por su hermano. En la mayor parte del txt se refleja su nombre de mujer: Yoonhee)
Fuente: Blog de Yogurutu "Bad Milk"

ESCENA C ~ En el árbol
[Sunjoon y Yoonhee están en su habitación sorprendidos por la larga ausencia de Jaeshin]

Sunjoon cierra el libro y prepara las mantas, incluso la de Jaeshin por si regresa. Suspira mientras observa el lugar vacío de Jaeshin; por lo menos hace 10 días que se marchó.
- No es que él vaya a regresar por ti - Le dice Yoonhee
- ¿Cómo lo sabes?
- Oh... Bueno, sólo sé que él no es tan estrecho de miras
Yoonhee le sonríe y Sunjoon le evita la mirada mientras se cambia y se cambia de ropa para dormir. Debajo de la manta le pregunta:
- ¿Te vas acostar tarde otra vez?
- Sí, sólo voy a observar un rato. No he tenido tiempo antes por culpa del otro estudiante.
- Ah, el estudiante que quería mirar tus escritos. Me gustaría verlos también.
- No es tan genial...
- Pero no te esfuerces tanto. Es muy tarde...
Yoonhee replica que hay muchos temas por estudiar, a lo que Sunjoon le responde que sus habilidades ya son muy buenas. Ella le dice que no es lo suficiente bueno a los ojos del rey (Él ira a preguntarle al día siguiente sobre la prueba)
- De todos modos ¿Qué hará Gul-oh sahyung (Jaeshin sunbae) si fracasa?
Sunjoon tampoco lo sabe y le dice que no se preocupe demasiado para que no esté nerviosa delante del rey mañana. Ella le observa dormir y piensa que él siempre es tan perfecto. ¿Cómo puede alguien dormir y despertarse a la misma hora cada día?. Observa durante largo tiempo su rostro dormido.

En el árbol del campus de repente se vislumbra una silueta, es Jaeshin. Observa el Dongjae y va contando puertas hasta llegar a su habitación que sigue iluminada por la luz de las velas. Se da cuenta de que Yoonhee aún no está dormida. Se apoya sobre en la parte superior del árbol mientras observa la habitación como si estuviera observándola a ella.
Yoonhee deja de observar el rostro de Sunjoon y apaga la luz, pero la luna es tan brillante que su rostro sigue iluminado. Ella decide que también podría cerrar los ojos y cubrirse con las mantas. A medida que se va cubriendo con las mantas, su mano toca accidentalmente la de Sunjoon. Observa con atención pero parece que él está profundamente dormido y no se ha percatado, así que aprovecha para tocar su mano. Es tan cálida que podría llorar. Toca dedo por dedo, e incluso la palma. Observa de nuevo su rostro y piensa que ahora están tan cerca...
Toca su frente, después la nariz y con la yema de sus dedos, toca sus labios como si lo estuviese besando. Está fascinada por el tacto; es muy diferente a tan sólo observar. A causa del peso del equilibrio, ella cae sobre él y sus labios chocan uno contra el otro.
Jaeshin viendo que las luces de la habitación se han apagado, comienza a lanzar piedras a la puerta. Yoonhee que acaba de tener sus labios sobre los de Sunjoon, se asusta y se levanta. Abre la puerta y ve a Jaeshin allí
- Ven. Vamos a jugar.
- ¿Sabes lo preocupados que estábamos por ti? - Le susurra Yoonhee.
Le observa asegurándose de que no está herido pero sus ropas están intactas. Se acerca más a ella y le dice:
- Te he dicho que vayamos fuera. ¿No es triste dejar pasar una noche tan bien iluminada?
Yoonhee protesta porque tiene la prueba mañana pero él la arrastra tras de sí.
- ¡E-espera!
- ¡Shhs! Vas a despertar a Garang. Ven quiero mostrarte algo

Después de que Jaeshin y Yoonhee salgan fuera, Sunjoon abre los ojos. Mira su mano que está temblando. Todavía recuerda su tacto. Toca sus labios con su mano y su corazón se acelera.

Yoonhee está siendo arrastrada por Jaeshin
- ¿Dónde has estado? - Le susurra - ¿Ha cicatrizado bien? ¿estás bien para moverte de esta manera?
- Hablas demasiado. Si me estoy moviendo así es porque estoy bien. Si estuviese muerto, ¿cómo podría arrastrarte de esta manera?
- ¿Por qué no regresaste? debiste imaginar que estaríamos preocupados por ti
- ¿Me estás diciendo que te preocupas por mi? No haberte molestado, yo no te lo he pedido.
- ¡Desapareciste en ese estado! ¿cómo se supone que no debo preocuparme?
- ¡Shh! ¿Cómo voy hacer para que tu boca se calle? ¿debo cerrártela yo mismo?
Yoonhee cierra su boca pero está feliz de volver a escuchar las bromas de Jaeshin. La lleva hasta el árbol grande de Ginko y le señala que van a subir. Ella le dice que no puede trepar los árboles, así que Jaeshin le ofrece sus hombros. Finalmente sube al árbol subida a sus hombros hasta que consigue agarra una rama para impulsarse y subir. Luego sube Jaeshin y van repitiéndolo hasta llegar a lo más alto.
Yoonhee se asoma. Parece que el mundo fuese todo de ella. Debido a la luz de la luna, puede ver todo el Sungkyukwan y el palacio a lo lejos. Jaeshin la observa satisfecho de verla tan sorprendida
- Te dije que lo lamentarias
- Gracias. Esto aleja todas mis frustraciones.
- ¿Estás frustrado? ¿por qué? - Yoonhee no le responde - Aquí arriba puedes ver todas las cosas que abajo no puedes ver. Incluso puedes oír. Cierra los ojos.
Yoonhee cierra sus ojos. Puede escuchar como sopla la brisa, a los animales deambulando en la noche, el agua correr... y alguna otra cosa que no puede descifrar.
- ¿Puedes oírlo? Es el sonido de la respiración del Sungkyunkwan - Le dice Jaeshin.
Ella recuerda lo que acaba de ocurrir con Sunjoon y piensa que si este lugar estuviese vivo, realmente sería castigada. Sacude su cabeza de nuevo a la realidad.
- ¡Ah, mañana es la prueba...!
- Lo sé, seguramente fracasaré. No es nada nuevo, ni siquiera para el rey.
- Pero tu familia... ¿no tienen puestas grandes expectativas en ti?
- Sólo porque una persona sabe escribir grandes palabras, no significa que vaya a ser una persona importante. Todo es inútil - Jaeshin mira al dongjae y continua - ...eso es lo que pensaba antes de conocer a Garang. Después de conocerle, me di cuenta de que es realmente capaz de escribir palabras correctas con la mente. Después de todo, las palabras no son tan inútiles. Es algo tan sorprendente. Es más, me quedaría aquí para siempre si no me hubiese dado cuenta de esto. No te atrevas a decirle lo que te he dicho - Yoonhee sonríe ampliamente y asiente - Debe gustarte ¿verdad? - Susurra Jaeshin
- ¿Qué?
- Nada - Jaeshin mira a lo lejos y murmura - Ah, odio a Garang. No puedo hacer nada al respecto pero... lo odio tanto...
Yoonhee le agradece por llevarla de vuelta a la habitación la noche de la fiesta
- ¿Hice... algo? - Pregunta
- ¿No perdiste el conocimiento en la calle?
- Ah... sólo me preguntaba... por qué me dejaste en la habitación así. Me desperté con la misma ropa que llevaba puesta...
- Hey, ¿me estás diciendo que también debería haberte cambiado? te llevé a tu habitación a pesar de que sólo quería abandonarte en mitad de la calle.
- ¡No, yo no quería decir eso! sólo quería decir... Gracias
Jaeshin piensa, "Pero supongo que debí echar un vistazo a aquella gran cosa tuya" (Daemul, su apodo, significa "riqueza grande/ tesoro", pero puede venir a significar "pene grande". Es el apodo que le dan porque Yoonhee es capaz de conseguir el afecto de Chosun)
Jaeshin estalla entre risas. Después de pensarlo, se da cuenta de la hilaridad de la cuestión. La persona que rumorea que tiene un pene grande en realidad es una mujer. ¿Cómo pudo empezar ese rumor?
- ¿Por qué te ríes tanto?
- Ah, estaba pensando en la lucha libre...
- Estás mintiendo sobre esos lugares ¿no?
Jaeshin tose "¿Qué? ¿qué estoy mintiendo?"
- Sí, Garang Hyungmin dijo que no eres el único que va a esos lugares
- ¡Caray! vas a creer cualquier cosa que diga Garang
Jaeshin de repente entra en ira y desciende del árbol. Yoonhee lenta y cuidadosamente desciende rama por rama pero, llega a una zona donde ya no puede descender más.
- ¡No puedes dejarme aquí! ¿cómo voy a bajar?
Jaeshin mira hacia arriba desde el suelo y le dice:
- Si saltas desde ahí, puede ser que te rompas algo
- Me puedes ofrecer tu hombro como antes...
- Yo nunca te dije que te ayudaría a bajar
Jaeshin se dirige al Dongjae fingiendo no escuchar a Yoonhee gritar. A lo lejos ya, le grita:
- ¡Por cierto, está prohibido subir a los árboles en el campus, cuidado no te pillen!
- ¿Q-qué? ¡espera! - Yonhee se queda atrapada en el árbol. "Me estaba preguntado por qué era tan agradable. ¡Lo primero que voy hacer cuando baje, es patearle el culo!"

Jaeshin llega a la puerta de su habitación y ve que Sunjoon está esperando fuera
- Regresé. ¿No me vas a saludar? - Pregunta Jaeshin
- Sí, sobre este tiempo...
- Esa vez, te golpee yo primero. Así que debería pedirte disculpas ¿no es cierto?
- No, lo siento
- En cualquier caso, no me había ido por tu culpa. Estaba pensando en algunas cosas pero regresé porque hay cosas que tengo que cuidar.
Sunjoon sonríe
- ¿No estabas durmiendo?
- Me desperté y Daemul se había ido, así que me levanté a buscarlo.
- ¿Crees que lo tienen secuestrado o algo así? tal vez, algunas mujeres se lo llevaron a rastras... Hmm... pero sus zapatos aún están aquí, así que no hay motivo para preocuparse.
Sunjoon sabe que está mintiendo. Jaeshin se llevó a Yoonhee pero ha regresado solo. ¿Dónde lo habrá dejado?
- ¿Dónde está?
- ¿Cómo voy a saberlo?
- ¿¡Dónde está?!
- ¿Por qué me lo preguntas? ¿crees que lo sé?
- ¿¡Dónde está?!
Nota que Sunjoon está bastante enfadado.
- Ah, estabas despierto. ¡Lo dejé colgado de un árbol!
Sunjoon agarra con fuerza el brazo de Jaeshin
- ¿Un árbol? ¿¡qué árbol?!
Jaeshin suelta su brazo de Sunjoon y entra a la habitación
- Busca tú el árbol. Él no va ser capaz de bajar por sí mismo de ahí
Jaeshin cierra la puerta de un portazo y contempla la posibilidad de contarle a Sunjoon la identidad de Yoonhee...

Sunjoo llega al árbol más alto que hay en Daesungjeon. Yoonhee se sorprende tanto al verle despierto que se olvida de llamarle. Sunjoo grita su nombre repetidas veces y ella vuelve a la realidad
- ¡Garang Hyunmin, por aquí! - Sunjoon mira hacia arriba preocupado - ¿No estabas durmiendo?
- Desperté y te habías ido, y ya no pude volver a dormir. Tus zapatos estaban allí así que estaba preocupado.
"Gracias a Dios" piensa, ella estaba convencida de que estaba durmiendo cuando le besó.
- Salta. Te cogeré
- Puedes resultar herido
- ¿No confías en mi?
Yoonhee le mira y le sonríe. "Gul-oh tenía razón. Creería todo lo que me diga"
- ¡Por favor, salta! - Y con ello, Yoonhee salta a sus brazos
Ambos caen a la tierra, "¿Estás bien? ¿estás bien?", pero se sorprenden al comprobar en la incómoda postura en la que han caído: Ella está sobre él. Cuando intenta incorporarse apoyando sus manos en el pecho de Sunjoon la postura es aún peor, porque ahora parece como si estuviera cabalgando un caballo. La capa de tela que llevan es tan fina y el sentimiento tan fuerte que ella puede sentir que es penetrada (OMG) y no puede moverse. Sunjoon está igualmente sorprendido y trata de levantarse por sí mismo pero, sólo consigue tenerla sentada sobre su regazo. Igualmente su "cosa" está también sorprendida y si ella fuese a levantarse en ese momento, lo descubriría.
Sus miradas se cruzan y tratan de disimular que no están afectados y preguntar el uno al otro si está herido. Yoonhee, lentamente, se quita de encima y él se sienta de espaldas a ella.
- E-es muy tarde... Deberíamos dormir - Yoonhee empieza a levantarse, pero Sunjoon tira de su brazo y la vuelve a sentar
- Quedémonos un poco más - Le dice. Es porque Sunjoon no se encuentra en estado de levarse. Claro, ella no lo sabe así que le pregunta si está herido.
- Ah, no, es sólo que... las estrellas esta noche están hermosas - Es sólo una excusa pero cuando miran hacia arriba, las estrellas están preciosas.
Se apoyan espalda contra espalda y Sunjoon le pregunta:
- ¿Cuándo vas a usar tu deseo?
- ¿Qué deseo?
- El deseo que se supone que debo otorgarte - "Si me dices que no vea a Hyo-eun, no lo haré" piensa. Él quiere que sea ese deseo. Si ese es su deseo, tiene la excusa perfecta para pasar su tiempo con Yoonhee en lugar de Hyo-eun.
- Si tuviera un deseo... Sería que después, cuando estemos lejos de este lugar, que no te olvides de mi. ¿Debo hacer de eso mi deseo?
- No puedo aceptarlo. Aunque ese sea tu deseo, yo no te olvidaré - "No te olvidaré. Aunque seamos de distinta clase o partido, vamos a estar juntos" piensa Sunjoon. - ¿Por qué hablamos como si fuesemos a separarnos? aunque no dieses clases aquí, no es como si nunca fuésemos a encontrarnos... Siempre actúas como si tuviéramos poco tiempo.
- Nunca sabes lo que sucederá
- Quiero un deseo diferente
Yoonhee piensa para sí misma, "¿Debo pedirle que no vea a esa mujer? pero, ¿cómo voy a explicarlo?"
- Si no aceptas ese deseo, aún no tengo decidido ninguno.
- Puedes utilizarlo cuando quieras, aunque sea después de 10 o 30 años...
Yoonhee cierra los ojos, "10 o 30 años..."
Ambos regresan de nuevo al Dongjae y cuando Yoonhee entra, empieza a patearle a Jaeshin
- ¿¡Pero que co.... quién te crees que eres para patearme?!
- Deberías estar agradecido de que no te estoy haciendo más. Eres lo peor
Los tres se echan a dormir. Jaeshin piensa que tiene agallas para golpearle cuando para el resto de estudiantes del Sungkyunkwan, es el diablo. Jaeshin duerme de espaldas a ella y esta se sorprende al ver que lleva puesta la ropa para dormir. ¿Por qué? incluso cuando hace frío siempre duerme medio desnudo. Finalmente, acaba pensando que es para ocultar su herida y se duerme...

2 comentarios:

  1. Hola!! es la primera vez que te escribo, pero no quiero dejar pasar mas tiempo sin darte las gracias, ya que gracias a ti he estado disfrutando de esta lectura que nos has hecho favor de publicar y tambien a los epis de sungkyunkwan, eres lo maximo... cuidate...un saludote desde Mexico........

    ResponderEliminar
  2. omg!!I0I......

    espero algun dia tener ese libro ,

    gracias por los parrafos

    ResponderEliminar