24 septiembre 2010

Párrafos de "Sungkyunkwan Scandal"

Atención. Si lees a partir de aquí, te expones a spoilers de "Sungkyunkwan Scandal".
(Yoonshik y Yoonhee son la misma persona en estos momentos. Ella se hace pasar por su hermano. En la mayor parte del txt se refleja su nombre de mujer: Yoonhee


ESCENA I ~ Sunjoon regresa
[Importante. Esto sucede después de la culminación de la novela. La familia de Sunjoon rechaza la propuesta de Hyo-eun. El padre de Hyo-eun plantea que Sunjoon podría ser Hong Byuk Seo (Nuestro Jaeshin cuando oculta su rostro), quien le encarcela hasta el resto del cuarteto (Yoonhee, Yongha y Jaeshin acuden en su rescate). Este momento se lleva buena parte de la novela y ocurre después del anterior párrafo. Todo el mundo ha pasado por mucho, así que tratan de olvidar y estar juntos por lo mucho que se echaron de menos]

- ¡Garang ha regresado!
Antes de que el mensajero termine sus palabras, Soon-dol corre hacia la entrada de Sungkyunkwan para recibir a Sunjoon. 
Yoonhee, a pesar de su indumentaria masculina, trata de colocarse bien las ropas y ajustarse el sombrero antes de salir a la puerta la última de todos. Ella puede oír el murmullo de todos y sus caras sonrientes. No hay otra cosa que más desee que correr a sus brazos, pero la pared de estudiantes es tan espesa que no consigue alcanzarle. Sunjoon busca a su alrededor hasta encontrarla. Tan pronto como sus miradas se cruzan, puede ver sus ojos en lágrimas. Ella todavía está atascada entre los estudiantes, tratando de conseguir avanzar. Él siente las lágrimas próximas ¿fue siempre tan pequeña y delgada?. Es tan hermosa que quiere envolverla en sus brazos y esconderla para que nadie más pueda ver que es una mujer. En ese momento, otro grupo de estudiantes se acerca a él. Está cansado. Sólo quiere verla a ella. Su sonrisa se vuelve cada vez más y más forzada. 
Jaeshin aparece apartando estudiante por estudiante y abraza a Sunjoon. Está sorprendido. No lo esperaba. 
- Gracias por volver de una pieza
Cuando Jaeshin suelta a Sunjoon, automáticamente mira a Yoonhee. Él empieza a caminar hacia ella y cuando está a punto de alcanzarla, Yongha le envuelve en un abrazo, quien también estaba atrapado entre la multitud de estudiantes deseoso de abrazarle. 
Una vez más, trata de ir hacia Yoonhee, esta vez, decidido a poner sus brazos sobre ella. Tan pronto siente que va a satisfacer sus deseos de abrazarla, aparece el Daesasung (Uno de los oficiales de la escuela) y, como era de esperar, permanece largo rato conversando con Sunjoon, incapaz de traicionar a sus modales. Cuando la conversación termina, es la hora de la comida.
Todo el mundo se reúne en el comedor pero Sunjoon y Yoonhee no han tenido la oportunidad de dirigirse la palabra. Afortunadamente, en el comedor están sentados uno junto al otro aunque ya es demasiado tarde para abrazarse sin que parezca extraño ante los demás. No pueden cogerse de las manos porque es obvio. Ambos suspiran cuando todos beben.
A medida que los estudiantes hablan y beben, Yoonhee y Sunjoon se van apartando más empujada por los que quieren hablar con él. Sunjoon comienza a perder su paciencia y se le ocurre un plan. Se levanta y dice lo suficientemente fuerte como para que Yoonhee lo escuche:
- Voy a salir un rato. Tengo algunas cosas que atender...
Yoonhee es consciente de la intención de Sunjoon así que decide levantarse. De pronto, otros estudiantes se levantan antes que ella y le dicen que le acompañarán
- ¡Ah! ¡Se me olvidó cambiarme! Iré antes a mi habitación.
Con esta salida, los estudiantes se echan atrás y lo dejan ir. Al rato de haberse ido Sunjoon, Yoonhee se levanta pero Yongha tira de ella para volverla a sentar
- ¡Hey Daemul! has pasado un mal momento por esto, así que, ¡bebamos!
- N-no, está bien. Tengo que... - Trata de levantarse de nuevo pero, esta vez, la detiene Jaeshin
- Debes beber. No es correcto rechazar una invitación. Bebe un poco.
Pasa una taza delante de ella y la obliga a beber. Ella queda atrapada entre Yongha y Jaeshin, y no puede salir tras Sunjoon. 
Cuando Sunjoon llega al Dongjae, Soon-dol le espera entre lágrimas diciéndole cuanto le echaba de menos. Él suspira. Quería oír esas palabras pero no de Soon-dol. Es casi tan frustrante el no poder haber dirigido unas palabras con Yoonhee, casi tanto como haber estado encarcelado.
Sunjoon se cambia de ropa y la espera pero, no llega.
Abatido por la espera, se da por vencido y regresa a la fiesta. Por el camino es detenido por cuatro hombres que preguntan por Jaeshin.

[Alerta spoiler: Esto tiene que ver con la participación de Jaeshin en el rescate de Sunjoon, por lo que podría ser confuso... Por lo menos, a estas alturas ya sabéis de sus salidas nocturnas.]

Sunjoon regresa y ve que Yoonhee está sentada junto con Yongha y Jaeshin. 
- Gul-oh sahyung, hay funcionarios preguntando por ti de vuelta al dongjae.
Los tres sentados se miran con nerviosismo. Jaeshin se levanta sacudiéndose la ropa
- Se irán a casa pronto. Probablemente recibirías una paliza.
- Pero y si... - Yoonhee parece preocupada pero Jaeshin le empuja ligeramente la cabeza y le dice: 
- Aún así, soy su hijo. No me va matar. Mi casa está cerca así que regreso. ¡Nos vemos esta noche!
- Si te vas a casa por un tiempo, permanece allí durante ese tiempo. Debes hacer las paces con tu padre.
- Voy a volver pronto... No puedo faltar a las clases ¿no?
Jaeshin se marcha.

La fiesta llega a su fin. Yoonhee y Sunjoon pretenden estar cansados. Empiezan a salir con la esperanza de que van a estar solos, cuando Yongha decide unirse a ellos. Incluso Soon-dol aguarda en el dongjae. Allí comienzan a contar las aventuras del rescate pero la cara de Sunjoon comienza a endurecerse. Yongha y Soon-dol se percatan de que está furioso y que han hablado más de la cuenta, ya que, Sunjoon se ha dado cuenta del peligro que ha corrido Yoonhee.
- ¡La razón por la cual te envíe aquí, era para mantener a Daemul Doryung seguro! - Le grita primero a Soon-dol
Yongha decide huir en el momento de la tensión habiendo sido él, el causante del lío. Yoonhee no se atreve a reprimirle que le grite a Soon-dol porque sabe que después le gritará a ella. 
- Por favor, para. No hizo nada malo - Él no se detiene
- ¿Quién te ha mandado aquí para que hicieras todo eso?
- Lo siento mucho, doryunim (Señorito). Todo ha sido culpa mía. 
Después de un rato, Soon-dol se retira y al fin pueden estar solos. Ella se sienta frente a él. Sabe que están solos pero también está en tensión porque Sunjoon está enojado. Todavía está frío. ¿No estaba fingiendo para poder quedarse a solas? La mirada de él se cruzan con los suyos: Es una mirada fría.
- U-uh... Garang... Hyungnim
- ¿Cómo puedes ser tan descuidada? ¿qué hubiera pasado si llega a salir mal?
- No podía hacer nada más. No pasó nada.
Ella siente que también se está enojando. Al fin están solos y él lo desaprovecha con esa actitud. Deberían estar riendo y felices de verse. Debería estar dándole las gracias por lo que hizo y que lo va ha recordar el resto de su vida... ¿qué tipo de situación es esta?
- ¡Garang Hyungmin! ¿Por qué estás tan enojado?
- No estoy enojado. Es el hecho de que se me ha erizado el vello de pensar en tu situación. Tienes que prometerme que no lo volverás hacer
- No quiero hacerlo. Pero si volviera a ocurrir, lo haría de nuevo. - El ambiente está tenso y los dos están fríos - Quiero preguntarte una cosa
- No responderé a nada a menos que prometas que no volverás hacer una cosa así
- Es una cuestión de lógica ¿qué es peor? ¿la perdida de un ser querido sin hacer nada, o arriesgar tu vida para poder salvarlo?
- Te voy a preguntar algo. No se trata de lógica sino de mi. ¿Y si te hubiese pasado algo por intentar salvarme? ¿qué debo hacer? ¿crees que podría haber seguido viviendo así?
Los dos están en silencio durante mucho tiempo. Ya no es ira. Es la pela tonta de unos amantes. Yoonhee empieza a reír. Sunjoon es incapaz de luchar contra su sonrisa y la envuelve en sus brazos
- No eres tan peligroso como me pensaba - Le dice - Me quedé aquí por la mayoría de veces Gul-oh me amenazaba. Lo podría haber hecho mejor que Yeorim Sahyung...
Sus sombreros se chocan y sus labios se encuentran. Sunjoon la observa a través de la luz: Tiene moratones y heridas que aún no han cicatrizado. Yoonhee, sin darse cuenta del estado de su rostro, mira intensamente a los ojos de Sunjoon. Sus labios se encuentran de nuevo.
- Gracias por estar a salvo - Le susurra
- Eso lo que yo quería decir. No te alejes de mi
Sunjoon es consciente por su respuesta que Yoonhee es una mujer y, con esa pensamiento, deshace sus ropas. Sus labios se mueven para deshacer las cintas. Yoonhee se enrojece. No por sus labios y sus manos sino por el modo en que la mira. 
Él se detiene y se aleja de ella.
- Dicen que las paredes pueden escuchar - Susurra
Sunjoon se quita el sombrero y tira de la manta para cubrirse ambos bajo ella. Yoonhee no puede ver nada, sólo puede sentir sus labios y sus manos por su cuerpo. Él mueve su mano para deshacer su ropa interior. 
- ¡Gul-oh, estás de vuelta!
Los se asustan y arreglan la manta. Pueden escuchar a Yongha saludando a Jaeshin.
- ¡Nuestro Gul-ol! Me alegra tenerte de vuelta de una sola pieza y bien rápido también.
- Te dije que volvería pronto. ¡Muévete! voy a entrar
Yoonhee está nerviosa tratando de ponerse su ropa de nuevo. Sunjoon la tranquiliza
- Puedes ponerte como si fueras a dormir. Decimos que estábamos a punto de irnos a la cama
Ya tienen puesto su ropa de dormir y el cabello recogido cuando la puerta se abre.
- Bienvenido de nuevo, Guh-ol Sahyung
- ¿Qué estabais haciendo con las luces apagadas?  
- Estábamos cansados así que nos íbamos a dormir
Yongha aparece
- ¿Terminasteis? 
- ¿T-terminar el qué? - Se sorprende Yoonhee
- ¿Qué? Vuestra pelea, quiero decir
- Ni siquiera empecemos - Dice Sunjoon, aunque en realidad está descontento refiriéndose a lo otro. Sólo Yoonhee se da cuenta
- Ah, parece que Garang sigue enojado.
- ¿Enojado? ¿peleasteis? - Pregunta Jaeshin sentándose en la habitación
Mientras Yongha le explica a Jaeshin lo ocurrido, los pensamientos de Sunjoon se centran en el bibockcheon (Donde Yoonhee se bañó), donde no habrían sido interrumpidos.
- Lamento que sea tan tarde pero gracias. Por pasar todo esto por mi y por mantener a Daemul a salvo
- Si estás agradecido con nosotros ¿por qué te enojas con Daemul? - Jaeshin suena furioso - ¿Daemul es tuyo o algo así? Lo hice porque quise, no tienes que agradecerme por haberlo mantenido a salvo. Hmph. Me da rabia la verdad
- Lo siento si suena de esa manera
- No hay nada que agradecer ni lamentar. Todo fue por mi, así que yo debería de agradecer. De todos modos, lo vamos a omitir porque nosotros no lo necesitamos en nuestra relación
- ¿Relación? ¿qué tipo de relación? - Pregunta Yongha
- ¡Hey! No vayas a decir sobre ser amigos y esas cosas, ¡maldita sea! - Jaeshin raja su cuello con su dedo. A pesar de que está oscuro, es obvio que su cara está colorada - ¡Ey! No debería haberlo hecho. Podría haber aprovechado la oportunidad para deshacerme de Garang - Jaeshin mira a Yoonhee que está con una amplia sonrisa - Estaba loco. Perdí mi oportunidad
Como le estaba resultando difícil mirarla a la cara, Jaeshin le da la espalda. Yongha ríe y cambia de tema
- ¿Qué pasó cuando llegaste a casa? ¿estaba muy enojado?
Jaeshin patea su trasero
- Pregúntale a esto
- ¡Eh! ¿te golpearon?. ¡Vamos a ver cuánto te golpearon! ¡ enséñanoslo!
Jaeshin empuja a Yongha que parece como si de verdad quisiera bajarle los pantalones. Sunjoon y Yoonhee ríen pero, en el fondo de Sunjoon, se llena de lamentos por no haberla llevado al Bibockcheon para quemar su deseo de estar con ella. 

2 comentarios:

  1. Wow Muchisimas gracias por la traduccion de los parrafos :D

    Esta buenisima la novela!!!....es totalmente el estilo que leo siempre :P

    Seguire pasando por aqui para saber que pasara con el dorama jejeje

    ResponderEliminar
  2. Gracias amiga por compadecerte de nosotras y nuestra ansiedad por saber más.

    ResponderEliminar