19 diciembre 2010

Párrafos de Sungkyunkwan Scandal

Arcos y flechas

Yoonhee y Sunjoon lideran el Bicheondang con sus arcos y flechas. No hay casi nadie allí, salvo algunos sooboks. Ella recuerda cómo luchó contra la multitud para llegar a este lugar para el examen. En ese entonces, no se hubiese imaginado estar estudiando en este lugar. Pero una cosa no ha cambiado, después de todo este tiempo, aún tiene que hacerse pasar por un hombre frente a Sunjoon.
Sunjoon cuidadosamente ata sus mangas y se sube a la plataforma. Yoonhee le observa desde atrás. Tal vez es porque tiene el cuerpo estirado que parece extrañamente grande hoy. Su rostro se enrojece cuando recuerda su cuerpo desde la mañana. Sin querer comienza imaginar su cuerpo desnudo de la misma manera. Ella se castiga por pervertida pero sus recuerdos se niegan a marcharse. Sunjoon, sin saber que está desnudo a los ojos de Yoonhee, dispara su flecha. Cae en el centro; es como si hubiese estado practicando con horas de antelación. Agarra otra flecha y la dispara.
Después de 10 flechas, Sunjoon limpia la sudor de su cara. Yoonhee que ha estado pensando todo este tiempo que el tiro al arco sería divertido, intenta un lanzamiento pero, cuando tensa la cuerda. se da cuenta de que Sunjoon estaba sudando, que realmente necesita más cantidad de fuerza normal para tirar de esto; lo de esperar en un hombre, así que ella intenta dar más de sí misma. Sunjoon que observa cómo está empleando toda su fuerza, se acerca a ella por detrás y la agarra con sus dos brazos.

- No seas codicioso. Es mejor tensar la cuerda con la fuerza que se te permite

Yoonhee pierde todas sus fuerzas, no por el arco, si no porque su cuerpo toca a ella y la temperatura le sube. Sunjoon pone sus manos sobre sus hombros y tira de él para tensar.

- No puedes comenzar a disparar sólo tensando
- ¿Entonces...?

Las manos que se me mueven en su hombro con su espalda y el estómago, empujando su cuerpo con firmeza

- Para ser un gran arquero debes conocer tu cuerpo. Tienes que conseguir la posición adecuada, así como dominar tu mente y respiración. Si no haces estas cosas en primer lugar, no podrás usas las flechas.

Yoonhee estaba a punto de volverse loca con cada toque pero ahora una de sus piernas se desliza entre las suyas. Todo su cuerpo se ve rígido al empujar sunjoon sus piernas para abrirlas.

- Debes separar las piernas de este modo


Le coloca la cintura recta y vuelve su cara que sus mejillas toquen con las suyas. Ajusta su cabeza para que ella se enfrente a la meta

- En cuanto a la meta, ahora es la oportunidad de que tus ojos descansen después de leer libros, así de cerca, pero lo más importante es que abras los ojos y veas con claridad

Se detiene. Se percata del olor de Yoonhee; es muy diferente del olor de un hombre. No puede entenderlo. Trata de evitar esta extraña sensación y agarra la muñeca de Yonhee para que apunte con el arco al blanco. Sus dedos se alargan hasta la flecha.

- Trata de tirar no con tu muñeca, sino con tu estómago, el pecho y el brazo -La mano de Sunjoon va contra su pecho- Trata de pensar que estás llenando el pecho de aire. -Mientras va explicando la mano de Sunjoon toca el pecho de Yoonhee, y ella sorprendida, le retira la mano- Si has tirado, detén tu respiración y envía la flecha hacia el blanco

Yoonhee se centra en hacer lo que le ha dicho. El da unos pasos hacia atrás y se retira observando a Yoonhee. Cierra el puño con fuerza y después lo vuelve abrir. Mira la palma de su mano pensando en el cuerpo que acaba de tocar; es mucho más suave que el de un hombre normal. No sólo su pecho, también sus brazos, su estómago, la espalda, el hombro... una extraña sensación de cosquillas le recorre el cuello de Sunjoon y no puede entender esta sensación. Él se estremece y cierra el puño. Llega a la conclusión de que el cuerpo de Yoonshik es suave porque aún tiene que madurar debido a la enfermedad.
La primera flecha de Yoonhee cae al suelo sin fuerza. Ella siempre había considerado que el tiro al arco era un deporte menor pero es mucho más difícil de lo que esperaba. Yoonhee decide que al menos quiere que una flecha de en el blanco y levanta el arco de nuevo

- No dispares sólo con la meta de dar en el blanco -Le dice Sunjoon. Yoonhee baja el arco y mira a Sunjoon.
- Sólo trato de disparar la flecha con calma y fuerza. Si disparas con la codicia , sólo conseguiré llenarte de enojo y frustración -Añade un poco avergonzada- Creo que despejar mi mente es un poco difícil o... el objetivo es demasiado pequeño para mi...
-Tsk, tsk. No tienes remedio. Por lo general al menos la gente consigue una en el blanco

Yoonhee se alerta por la nueva voz que irrumpe. Pertenece a Jaeshin que la mira de arriba abajo

- ¿Por qué me miras así?
- He oído que tu yangmul (Es decir tesoro, cosa... "pene") es gigante
- ¿Qué?

La cara de Yoonhee se vuelve pajiza, como si hubiese visto a un fantasma... ¿¡qué es gigante?! ¡Ni siquiera tiene uno!. Yoonhee mira a Sunjoon y ríe con complicidad.

- ¿Qué quiere decir que es gigante? ¿Cuál es el significado de...? -Sunjoon responde, como si todo el mundo lo supiera
- Es por la ropa interior de Chosun

La cabeza de Yoonhee comienza a darle vueltas porque se da cuenta de lo que ellos y el resto de estudiantes deben de haber entendido. Está a punto de decirles que no es lo que creen  pero piensa que esto podría usarlo para confirmar su masculinidad. Cuando Sunjoon se dirige a las dianas para sacar las flechas, Yoonhee aprovecha el rumor diciéndole a Jaeshin,

- Jajaja, a pesar de tener este aspecto, soy muy varonil... ¡donde no se puede ver! -Jaeshin responde mientras juega con las flechas
- Pues entonces déjame echarle un vistazo esta noche

Yoonhee se sorprende por sus malos modales y mueve la cabeza. Pone sus manos en su cintura y levanta la barbilla diciendo,

- ¡Lo haría, si fueses mujer! no dejaré que nadie lo vea. A menos que sea tan hermosa como Chosun. ¡No puedo mostrar mi tesoro a todo el mundo!

Jaeshin sorprendido, mira a Yoonhee. El pequeño chaval siempre ha parecido inocente pero, verle en esa actitud le hace verlo más lindo. Saca su arco y se prepara para disparar una flecha que no va dirigida a la diana sino a Sunjoon.

- ¿Q-qué crees que estás haciendo?

Ella grita que ha sido Jaeshin. La flecha a penas pasa por el lado de Sunjoon y se clava en el suelo. Después de asegurarse de que Sunjoon está bien, se dirige a Jaeshin y le tira las flechas.

- ¿¡Estás loco?! ¿Cómo puedes dispararle una flecha a una persona? -Sin ningún cambio en la expresión de Jaeshin, le responde.
- Ahora es la única oportunidad de librarse de una marioneta para el futuro Norons
- ¿Qué? ¿No crees que tus bromas están iendo demasiado lejos?
- No te preocupes, ¿tan loco me ves que haría esto en un lugar público? prefiero hacerlo de un modo sigiloso para que nadie pueda hablar...
- ¡Estás loco! ¡Tu apodo te va perfectamente!
- Si no lo hacemos ahora, seguramente morirá en tus manos ¿no eres un nam-in?

Yoonhee le mira furiosa. Él no tiene que recordarle que está al tanto de las posiciones sociales. Jaeshin acerca su cara a la de ella y le susurra.

- ¿Por qué estás estudiando aquí?
- ¿Qué tiene eso que ver ahora?
- Aunque mucha gente ponga excusas, sólo están aquí por una única razón. Para ocupar su lugar en el gobierno. Si quieres cualquier trabajo de mierda, este es el lugar.
- ¡Si estás tan ávido por esa posición, debes estudiar! ¿Si crees que todo se soluciona matándose el uno al otro, no eres digno de estudiar?
- ¿Estudiar? No seas tonto. Los pocos puestos que están disponibles, lo ocupan los Norons sin dejar espacio a nadie más. Ahora Su Majestad no se fía del poder Noron, pero eso no significa que no debe detener a tiempo a los Norons

Yoonhee está a punto de estallar enojada.
Sunjoon después de haber sacado todas las flechas observa que Jaeshin agarra la barbilla de Yoonhee y baja su cara hacia abajo

- Debes de estar contento de haberte dado cuenta de que estoy loco. Pero, eh, tú eres una sorpresa. En un primer momento parecías una niña, siguiendo a Garang a cualquier parte... pero tienes más cojones que el resto de estudiantes. Lo que dije ayer de que no discrimino a los hombres y mujeres es mentira, ¡pero podría convertirse en realidad desde hoy!
- ¡Me discriminas!

De pronto Sunjoon corre hacia ellos con la ira recorriendo su cuerpo. Agarra la muñeca de Jaeshin y saca su mano de la barbilla de Yoonhee. Vuelve a su actitud cortés y Jaeshin saluda.

- ¿Desayunaste?

Sunjoon no es consciente de que está agarrando la muñeca de Jaeshin más y más fuerte. Sólo Jaeshin puede sentir la presión de su mano. Trata de demostrar que no está afectado y responde con calma.

- Yeorim siempre tiene comida en su habitación. Acabo de comer allí.
- Geol-oh sahyung, no es correcto disparar una flecha cuando una persona está cerca de la diana. No importa lo buen arquero que seas.

Jaeshin se imagina que esa es la razón por la cual Sunjoon está agarrando fuerte su mano. Trata de distanciarse sin éxito. Sunjoon es más fuerte de lo que pensaba. Recuerda cómo golpeo a los seonjupkuns esa noche; "Este tipo deber ser algo más que un ratón de biblioteca"

- ¿Estás tratando de iniciar una pelea? ¿Por qué no me dejas ir? -Sunjoon se da cuenta de que sostiene el brazo de Jaeshin, así que le deja ir.
- No quería ser grosero -Le dice
- Las clases comenzarán en breve, así que prepárate. Yo voy a disparar un poco más

Cuando los dos se dan la vuelta para marcharse, Jaeshin le da la espalda a ellos y grita en silencio por el dolor en el brazo. En su muñeca se aprecia la huella roja de la mano de Sunjoon.
Yoonhee se da cuenta de que Sunjoon aún sigue enojado.

- Realmente esa persona está loca. ¿Cómo puede ser un erudito?
- Creo que es una buena persona
- ¡Casi te dispara!
- Yo estaba cerca
- ¡Lo que digas! -Sunjoon niega con la cabeza
- Es uno de los mejores arqueros. Yo no era el objetivo. Si realmente se hubiese dirigido a mi, me habría matado
- ¿Cómo sabes que es tan buen arquero? Podría haber cometido un error
- Puedo sentirlo. Aterrizo directamente donde estaba destinado. Y todas las demás flechas, dieron en la diana

A pesar de que Sunjoon rechaza el comportamiento de Jaeshin, la ira de Yoonhee no se alivia tan fácilmente. Aunque Jaeshin no apuntara directamente a Sunjoon , su comportamiento es imperdonable. Y eso no cambia lo que Jaeshin piensa o dice de ella.
Sunjoon estaba en lo cierto. Después de que ambos se marcharan, Jaeshin se convierte en una persona diferente disparando sin parar. Dispara cada flecha con rostro sombrío, casi como si estuviese luchando consigo mismo, y todas las flechas dan en el blanco.

6 comentarios:

  1. Gracias Fuuko!!!!!!!! :D

    ResponderEliminar
  2. Gracias, me encantan estas traducciones.

    ResponderEliminar
  3. Sun Jun enojado... me lo imagino y me gusta mucho más. El muchacho digno y recto, que no se inmuta por nada, tiene su caracter~~~

    Cada vez que leo una de tus traducciones, me emociono muchismo.

    Lo dicho, la novela es muy buena; ojala que algun día se tradujera completamente al ingles, sin duda la compraria.

    Gracias por tu trabajo :)

    PD. La escena de Sun Jun recorriendo el cuerpo de Yun He... de haber sido yo,seguro no lo resisto.

    ResponderEliminar
  4. OO lo esperaba con ansias, super gracias♥

    ResponderEliminar
  5. graciassss milesssss!!!! como siempre alegrandome el alma!!!!^^

    ResponderEliminar
  6. Gracias Vero por la traducción, eres un amor por no olvidarte de nosotras que esperamos con ansias locas un párrafo mas :D besos y cuídate.

    ResponderEliminar