05 febrero 2011

Párrafos de "Sungkyunkwan Scandal"

El día libre

Mañana es su día libre, por lo que Sunjoon y Yoonhee se preparan para marcharse a casa tan pronto terminen de cenar. Jaeshin y Yongha ya se han ido.
Yoonhee y Sunjoon han planeado ir a la casa de Sunjoon ha recoger unos libros que le tenía guardados y también para que pudiera agradecer a su madre las mantas que ella ha estado usando.

- Estoy listo - Yoonhee emocionada, sale de la habitación con la misma bolsa en sus manos que había traído el primer día
- ¿Qué es todo esto?
- No es nada - Sunjoon coge la bolsa para comprobar cuánto pesa
- ¿Estás seguro de que quieres llevar tantos presentes y libros por el camino?
- Jajaja, también soy un hombre. Lo hice para venir aquí, así que no es un problema.

Yoonhee levanta la carga con una sola mano pretediendo que no pesa mucho. Le sigue fuera del dormitorio y se da cuenta de que Sunjoon también lleva una bolsa de ropa para lavar

- Pareces muy feliz. ¿Te alegra ir a casa? - Yoonhee quiere responder que está más emocionada con ir a su casa que a la suya propia, pero dice - Estaba preocupado por mi madre y mi hermana. Soy el único hombre de la casa. Pero ya no lo estoy
- Pero si vas a venir primero a mi casa, vas a llegar tarde esta noche a tu casa. No quiero enviarte después de recoger los libros
- Ya sé... había pensando en eso

Ella sonríe entusiasmada y nerviosa. Sunjoon también ve su expresión y sonríe. Él está seguro de que la persona que tiene frente a él es un hombre pero... ¿por qué está tan nervioso?

- Tienes que tener una habitación muy amplia. Estoy curioso de ver qué tal es
- No hay mucho que ver en mi habitación pero, hay algo que quiero mostrarte
- ¿El qué?
- Lo verás cuando lleguemos. Ah, pero no mantengas las expectativas demasiado altas. Es sólo un simple pasatiempo
- ¡Wow, estoy emocionado! una aficción...

Yoonhee se siente más entusiasmada porque va a conocer más sobre Sunjoon. Está tan feliz que no nota el peso de la bolsa, a pesar de que el mango se le está clavando en la mano.
Ambos salen de Bunchon hacia Bookchon. De camino se encuentran con un hombre que dirige una gama [Los carros que llevan a las mujeres de la nobleza] y les pregunta,

- Disculpadme. Tengo una pregunta - Sunjoon y Yoonhee se detienen y se vuelven hacia el hombre
- ¿Vienen de Sungkyunkwan?
- Sí
- Entonces, ¿por casualidad conocen a Lee Doryunnim Sunjoon?

Yoonhee y Sunjoon se miran mutuamente. Yoonhee observa la gama; seguramente haya una mujer dentro.

- Soy Lee Sunjoon ¿necesita algo?
- Soy un siervo de la casa Byunjo-Panseo. La mujer de la gama me ha pedido que le pregunte si se acuerda de Boo-Yong-Hwa [La flor de loto]
- Por favor, hágale saber que no olvidaré lo que ella hizo por mi - El hombre corre hacia la gama y susurra a la mujer de dentro
- Ella dice que le envió sin un adiós apropiado debido a las circunstancias. Dice que le gustaría darle las gracias
-Fui yo quien recibió su ayuda por lo que hizo. No hay necesidad de darme las gracias. También hágala saber que siento mucho haberla involucrado en estos asuntos


Yoonhee es incapaz de apartar los ojos de la gama. Ella puede sentir que la mujer de dentro está mirando a Sunjoon a través de las cortinas. Es incapaz de deshacerse de esta incómoda sensación; molesta y angustiada. Cuando el hombre corre de nuevo a la gama, Yoonhee tira del brazo de Sunjoon.

- Creo que ya está todo dicho. Debemos irnos antes de que oscurezca.

Pero a pesar de que está desesperado y ansioso, parece que Sunjoon no tiene ninguna prisa en irse. De pronto, la mujer sale de la gama y lentamente se levanta. La mujer es hermosas y tal como lo es, tiene el porte de una dama de la nobleza. Es como si estuviese mirando una ninfa real. Las flores de Loto no se pueden comparar con esta mujer. Cualquier hombre seguramente se habría enamorado de ella a primera vista.
Hyo-eun se cubre con un pañuelo su rostro. Yoonhee ve la larga trenza de Hyo-eun. Su falda es de color rojo brillante y su paño de color verde brillan en los ojos de Yoonhee. El siervo se acerca a Sunjoon,

- A ella le gustaría hablar con usted en debate acerca de aquella noche. Le gustaría saber por qué y cómo llegó a ser una broma

Yoonhee está atónita. ¿Cómo una mujer así quiere hablar sobre una broma? ¿por qué quiere seguir hablando de ello? ¿por qué ahora?... es obvio que ella sólo quiere estar con Sunjoon.

- Eso suena bien - Yoonhee mira a Sunjoon. Ella intenta mantener la calma con la sonrisa en su rostro. Aprovecha que el siervo está con Hyo-eun susurrando
- ¿Qué más hay que explicar sobre aquella noche? no pasó nada. Vámonos a casa
- Pero no debería rechazarla. Si quiere saber lo que pasó, debo explicar.
- Esto no tiene sentido... - Yoonhee puede ver claramente lo que ella quiere - Entonces ¿qué hay de mi? ¿cuánto debo esperar? no es adecuado para mi ir a casa tan tarde...
- Realmente las cosas han resultado así, pero tal vez hoy no es tan buena idea
- ¿Q-qué? ¿qué quieres decir? Sólo ten una conversación corta
- No sé cuánto tiempo se va alargar la conversación así que...
- ¿C-cómo puedes hacer esto? ¿y la promesa que me hiciste primero? me dijiste que tenías algo que enseñarme...
- Debos planificarlo para otro día cuando haya más tiempo. De todos modos siempre estamos juntos
- ¿Estás seguro de que habrá otra oportunidad? ¿de verdad crees que siempre vamos a estar juntos?

Ella había pensado así. Se equivocó al pensar que siempre estarían juntos. No quiere aferrarse a él pero no puede evitar mirar hacia el suelo. Quiere marcharse de aquí. Ahora.

- Uh, ah, no podemos hacer nada al respecto. Está bien. Será mejor que vaya a ver a mi familia. No te preocupes por mi. Me marcho.
- Doryung Daemul, puedes venir la próxima vez
- Me marcho

Yoonhee se aleja rápidamente con la mirada hacia el suelo. Sabe que debería haberle dicho que iría la próxima vez con él pero no puede encontrar el espíritu para tragar toda su desesperación. Antes de seguir adelante, se da la vuelta para mostrarle una sonrisa pero, no debía haberse girado. Ella ve al hombre y a la mujer tan hermosos juntos. Probablemente Sunjoon se olvidó de sus planes con Kim Yoonshik ante la presencia de tal mujer. Sunjoon es un hombre después de todo. ¿No estaría él muy contento de que una mujer así quiera hablar con él? ¿cómo iba a preferir cumplir la promesa con otro hombre?
Ella comienza a caminar sola hacia su casa. Siente un nudo en la garganta. Para tratar de consolarse, se dice en voz alta: "Ahh, qué decepción. ¡Él es como todos! Siguiendo a mujeres bonitas..."
Siente el peso de la bolsa en la mano. Lo pone en el suelo y se sienta en una roca cercana. Abre y cierra la mano mientras piensa en Sunjoon y Hyo-eun. Trata de arrancarse sus pensamientos pero es imposible. Entonces grita: "¡Aaah Garang! ¡Persiguiendo las faldas de una mujer! ¡Es difícil de creer! jajaja... ¿Y qué pasa con esa flor de Loto? ¿Cómo puede ser la hija de un noble y estar persiguiendo a un hombre que sólo le conoció una vez? seguramente es más zorra que Chosun". Yoonhee se detiene y se muerde los labios, "Eres patética. Eres peor que nadie. ¡Si vas a vestir como hombre, actúa como tal! ¡La penosa eres tú!", se castiga a sí misma. Yoonhee se pregunta con el corazón oprimido; ¿Es demasiado tarde para decirle a Sunjoon que es una mujer?. Agarra la esperanza de que él lo iba a entender. Cierra el puño de su mano y se levanta de la roca.
Yoonhee se detiene mientras piensa en el pasado. Recuerda cuando estuvo frente al rey, cuando Sunjoon había pedido que entrara en Sungkyunkwan elogiando sus habilidades, preocupado por su salud y su protección. Ella se sienta de nuevo en la roca. Sunjoon no puede saberlo. Aunque Yongha lo descubra, lo descubra Jaeshin o el rey, Sunjoon no debe saberlo. Ella no lo puede hacer parte de su propio crimen. No puede ser un obstáculo en su vida. Sería más fácil para él que se casase con otra mujer.  Y el día que tenga que verlo casarse llegará, incluso podría llegar antes de que ella se marchase de Sungkyunkwan. ¿Sería capaz de soportarlo? incluso si no quiere saber de su vida amorosa, con el tiempo lo sabrá, ¿será capaz de llevarlo con una sonrisa?
Trata de dirigir sus pensamientos hacia su madre y Yoonshik. Ella quiere ir a casa. En casa puede ser de nuevo Yoonhee. Puede relajarse y dormir sin preocupaciones.
Se levanta y trata de levantar su bolsa sin éxito. Está más pesado que nunca. Es casi como si alguien puso un hechizo sobre él mientras estaba sentada en la roca.

- Por favor. Sólo tienes que moverte un poco. Por favor - Ella levanta la bolsa y a medida que avanza, la bolsa se va haciendo más fuerte.

Sunjoon y Hyo-eun están caminando juntos, pero todo en lo que él puede pensar es en la forma en la que Yoonshik se marchó. No debería haberle dejado marchar así.

- Doryunnim... ¿Doryunnim...?
- ¿Eh? ¡Ah... sí!
- ¿Qué piensa tan profundamente? ni siquiera me escuchaba...

Sunjoon mira a Hyo-eun. Es extraño. ¿Por qué está pensando en Yoonshik cuando una mujer tan hermosa está a su lado? En su interior rabia. Sabe que no es a causa de esta mujer, sino de Yoonshik

- ¿Interferí en alguno de sus planes?
- N-no, es que... - Hyo-en sonríe pero aún así, Sunjoon vuelve a pensar en Yoonshik
- ¿Quién cree que gastó tal broma a sabiendas que mi casa se llama Boo-yong?
- ¿Cómo se va a saber sobre las travesuras de la iniciación?

Sunjoon sonríe. Recuerda que Yoonshik supo que se trataba de una mujer, Boo-jong Hwa, sin haber tenido que ir a Bunchon a buscar su casa.

- Sólo puedo decir que lo siento de nuevo.
- Más bien deberíamos estarle agradecidimos porque nos hemos encontrado - Sunjoon mira a Hyo-eun y, sigue pensando en Yoonshik
- Ah, espere. Lo siento... No puedo... - ¿Acaba de decir que no por Yoonshik?
- ¿He llegado demasiado lejos?
- N-no es eso... Simplemente sólo quiero hablar con usted... Me marcho
- ¡Espere! ¡Por favor, espere! ¡Doryunnim, por favor!

Sunjoon agarra a Hyo-eun antes de que pueda caer al suelo. Impresionada, ella le abraza.

- Si no quiere verse conmigo, ¿sería demasiado pedir una correspondencia con usted? Tampoco es fácil para mi salir de casa. Por favor. Si usted me rechaza así, estaría tan avergonzada que no sabría qué hacer

Sunjoon no sabe por qué está escuchando lo que dice. Es porque siente que en lugar de abrazar a esta mujer, está abrazando a Yoonshik.

- Por favor... sólo unas cartas...
- De acuerdo. Cartas... sólo...

Sunjoon sabe por qué aceptó su petición. Sabe que es extraño alejar a esta mujer por Yoonshik.
De vuelta a casa, siente como si Yoonshik le siguiera, así que acelera el paso.

7 comentarios:

  1. De nuevo gracias por los parrafos me encanta el libro, y que celosa salio yoonhee bueno quien no teniendo a Sunjoon jaja

    ResponderEliminar
  2. mjum q celosa la chica perio me gusta la historia . gracias por los parrafos son emocionantes XD!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Gracias mil gracias ya se esta volviendo mas que una adiccion para mi he, he, siempre entro a tu blog esperando leer mas parrafos de este libro, claro que todo lo que pones en tu blog es fantastico digno de verse y de alabarse eres FANTASTICA.....

    ResponderEliminar
  4. Gracias otra vez por tu trabajo! como siempre sin palabras!

    ResponderEliminar
  5. huy!!! ke rapidez!!! graciasssss ^^super fan del libro,y de ti x compartirlo!!!

    ResponderEliminar
  6. Gracias Vero por otro párrafo :) atte. curiosadesesperada XD
    un besote y cuidate

    ResponderEliminar
  7. waaaaaaaaaa cada vez me gusta mas gracias por seguir traduciendo!!!

    ResponderEliminar